Creatividad sin límites

diciembre 13, 2018

Ele Room 62: “Hay que adaptar el espacio a las necesidades del cliente en cada momento, creando hogares”

Las creadoras de Ele Room 62, Inmaculada Recio y Silvia Trigueros, son dos apasionadas del interiorismo que no dudan en utilizar en sus proyectos las soluciones eléctricas de Hager Group.

Ele Room 62: “Hay que adaptar el espacio a las necesidades del cliente en cada momento, creando hogares”

Las creadoras de Ele Room 62, Inmaculada Recio y Silvia Trigueros, son dos apasionadas del interiorismo que no dudan en utilizar en sus proyectos las soluciones eléctricas de Hager Group.

¿ Siempre os apasionó el interiorismo y la decoración?

Las dos nos lanzamos un poco tarde a estudiar Arquitectura de Interiores y a trabajar con estudio propio, pero la realidad es que ambas, por vinculación familiar, hemos estado ligadas desde que nacimos al mundo del diseño y la creatividad.

En un momento determinado, decidisteis unir vuestro talento… ¿Cómo nace vuestro estudio?

Nos conocimos por casualidad en Casa Decor en el año 2015, encajamos bien y decidimos buscar un espacio para compartir cada una su propio estudio. A los pocos meses probamos a preparar un proyecto juntas y a partir de allí todo fue fluyendo.

¿Qué habéis ganado, con esta unión? ¿Habéis sacrificado algo?

Profesionalmente hemos crecido mucho, nos complementamos a la perfección y nos encanta trabajar en equipo. Es maravilloso poder compartir y contrastar ideas entre nosotras y con el resto de nuestro equipo. Sacrificio por trabajar en equipo, ninguno, quizá podríamos decir que el sacrificio es familiar ya que el trabajo nos absorbe mucho y estamos menos en casa.

Tenéis un equipo propio de profesionales… ¿Cómo encaja el bagaje de cada uno en un mismo proyecto?

Tenemos perfiles distintos, ingeniera, aparejadoras, arquitecta, arquitectos de interiores, administrativos. Todos suman, con sus vivencias y su estilo, en función de los cuales se les asignan los proyectos que van a supervisar.

¿Cómo definiríais vuestro estilo, siendo vuestra mirada plural?

Contemporáneo, elegante, fresco y atemporal.

¿Cuántos proyectos podéis abordar a la vez?

Sobre una veintena, teniendo en cuenta que los proyectos se encuentran en fases distintas.

Lleváis a cabo tanto proyectos residenciales como hoteles u otros negocios. ¿La metodología de trabajo y el enfoque son distintos en cada caso?

Hacemos mucho residencial y apartamento de lujo para alquilar, y siempre tenemos algún local de negocio u oficina entre nuestros proyectos. La forma de llevar a cabo el proyecto es muy distinta cuando se trata de un proyecto personal o un negocio.

Trabajar mano a mano con Hager os ha permitido…

Estar tranquilas a la hora de prescribir domótica en un proyecto, ya que nos encontramos respaldadas en todos los aspectos, producto, comercial, técnico y postventa.

¿Qué esperabais y cuál ha sido el resultado de vuestra colaboración con Hager?

El resultado es el esperado, vamos de la mano en muchos de nuestros proyectos y esto enriquece el resultado de final de cada uno de ellos.

¿Cómo se consigue crear una atmósfera perfecta y única?

Con buenos materiales, una buena iluminación y la posibilidad de adaptar el espacio a las necesidades del cliente en cada momento, creando hogares.

Personalizáis hasta el último detalle para cada uno de vuestros clientes, pero, ¿qué es lo prioritario?

Captar las necesidades y gustos del cliente para adaptarnos a él, tenemos facilidad para empatizar con el cliente, de esta manera todo es más fácil. Es importante contar con fabricantes que te den opción a personalizar el producto, el cliente busca siempre cosas únicas y exclusivas de buena calidad.

¿Cómo veis en un futuro vuestro estudio?

Hemos crecido mucho en el último año y ahora nos gustaría frenar un poco el crecimiento, consolidar al equipo y no perder el control sobre los proyectos que realizamos.

¿Hay algún proyecto que os gustaría poder llevar a cabo?

Si, nos encantaría hacer un pequeño Hotel Boutique, ¡en cualquier lugar del mundo!