El Royal Children’s Hospital, ubicado en Melbourne (Australia), fue diseñado de manera conjunta por los estudios de arquitectura Bates Smart y Billiard Leece Partnership y Büro North, que se encargaron de la señalética del edificio.

El recinto se inauguró en 2011 y, en 2012 recibió un total de 14 premios de arquitectura, diseño y sostenibilidad, entre los que destaca el ‘World’s Best Health Building’ Award 2012 en el World Architecture Festival.

El edificio fue construido y diseñado siguiendo la tendencia del diseño biofílico, basado en la integración de la naturaleza en la arquitectura. El proyecto pretende evocar a la naturaleza y crear una sensación de espacio y tranquilidad. Siguiendo esta misma idea, el edificio está pensado para ser ecológico reduciendo el consumo de agua y energía, así como las emisiones de gases de efecto invernadero.

UN PROYECTO INNOVADOR TANTO EN MATERIALES COMO EN ESTRUCTURA

Bates Smart Royal Children's Hospital

Sala de espera, Bates Smart Royal Children’s Hospital

 

 

El proyecto, se diseñó adaptándose a las texturas naturales, formas y colores del Royal Park, un parque circundante al edificio. Un entorno construido con la idea de que la experiencia con la naturaleza cree un ambiente que enriquezca y ayude a los niños, ya que proporciona efectos terapéuticos y curativos.

 

 

 

Bates Smart Royal Children's Hospital

Habitación, Bates Smart Royal Children’s Hospital

 

 

La estructura está diseñada para que la luz natural entre en todos los rincones del hospital. El edificio de la unidad de pacientes hospitalizados está diseñado en forma de estrella, gracias a esta distribución, más del 80 % de las habitaciones tienen vistas al parque.

 

 

 

Los paneles exteriores, fueron diseñados para que los pacientes puedan disfrutar de las vistas desde sus camas. Al ser paneles curvados, proporcionan protección contra el sol mientras que también crean una estructura orgánica brillante.

Todo esto hace que la experiencia de estar en el hospital sea menos difícil, y ayuda a un mejor descanso y una recuperación y curación más rápidas.

 

POLÍTICA DE SOSTENIBILIDAD EJEMPLAR

 

Como hemos comentado al principio, es un recinto premiado y valorado no sólo por su diseño arquitectónico sino también por su política de sostenibilidad que se basa, entre otros, en:

  • Optimización de la luz natural;
  • Uso de materiales con un alto porcentaje de contenido reciclado;
  • Reducción significativa de la huella de carbono a través de una combinación de trigeneración;
  • Uso de calefacción de biomasa;
  • Paneles solares térmicos;
  • Plan de conservación de agua, incluyendo tratamiento de aguas negras y recuperación de agua de lluvia.

 

Destacan sin duda en este proyecto, las medidas de eficiencia energética que se traducen en que el hospital produce un 45% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que un hospital convencional. También, las medidas de ahorro de agua logran reducir al menos el 20% del uso.

 

Este es un gran ejemplo de innovación en la construcción de edificios. Si tienes algún proyecto especial y te gustaría compartirlo con nosotros, puedes contactar con nosotros.