¿Un espacio dirigido especialmente a la mujer donde networking, ocio, trabajo y placer se fusionen difuminando departamentos estancos? El lugar existía en la mente de la diseñadora Virginia Albuja, quien finalmente lo materializó para la última edición de Casa Decor. El objetivo era proporcionar a esas mujeres con vidas profesionales y privadas llenas de actividad su propio lugar, un espacio en el que compartir experiencias de forma distendida, intercambiando información y aprovechando oportunidades profesionales sin renunciar al placer del ocio.

En su concepto de espacio orientado a la mujer actual el bienestar resulta clave. Por eso la domótica se erige en pieza fundamental de esta estancia que permite controlar elementos imprescindibles como la luz. “Cada momento que vivimos es diferente, y ambientarlo es un valor añadido”, asegura la diseñadora.

En cuanto a los materiales, las escayolas y los metales pulidos también juegan una baza importante en la atmósfera del ambiente, dotando a la estancia de intensidad y fuerza. La ecuación funciona a la perfección, dando como resultado un espacio fresco y equilibrado en el que la armonía fomenta el bienestar.