Guille García-Hoz tiene raíces profundas que le conectan a unos mundos en vías de desaparición y una visión abierta al futuro que le permite incorporar tecnologías punteras en los espacios que crea. La cocina “Wabisabi Samsung Kitchen” para Samsung da fe de ello.

Su originalidad reside en el contraste y la unificación de mundos opuestos como son el de los electrodomésticos de última generación y la mesa de comedor, una mesa gigante de carpintero. Aporta al mundo tecnológico el calor que dan los muebles de antaño, que tienen historia, que salen de las manos de un artesano, que despiertan nostalgia en el espectador y lo proyectan de vuelta a un recuerdo cálido, acogedor, sin renunciar a la comodidad que aporta el mundo moderno.

Wabi sabi, el concepto japonés equivalente a la belleza de lo imperfecto, de lo usado, se refleja en detalles como las maderas sin pulir, la cerámica modelada a mano. Y en este universo encaja a la perfección el interruptor de cerámica, réplica de los que se usaron el siglo pasado, de la Serie 1930 de Berker by Hager.