Imagínese que una habitación fuera capaz de dar a conocer las sombras de su personalidad, esa parte que todo ser humano lleva escondido debajo de su máscara cotidiana, bajo su trato “standard” en la sociedad. ¿Cómo sería llegar a casa y dejar caer de golpe toda apariencia afable, y dar rienda suelta a los fantasmas que habitan nuestro interior al entrar en una sala acogedora, íntima, con chimenea y un cómodo sofá, iluminación indirecta y música suave?.

Permitan que David y Sergio, los genios del proyecto de GM Living y Hager, le hagan experimentar cómo sería desvelar estos mundos secretos con un sólo gesto de mano, plasmarlo en la pared, en el ambiente, volverlo tan real que genera un espacio acogedor, que seduce, engancha. ¡Bienvenido a la innovación y la genialidad, a los universos más atrevidos de nuestros deseos mejor guardados!