Tenemos la sensación de que  Adriana Nicolau ha obrado un milagro. Su decoración del espacio de los baños públicos de la primera planta de Casa Decor 2016 invitan al cliente a entrar por placer! Este espacio en esta edición es un universo sugerente. El gusto refinado de Adriana y su sensibilidad para ambientes íntimos, convirtieron los escasos metros cuadrados de la antesala y de los baños públicos en un auténtico refugio para un caballero. Un sitio de transición que al mismo tiempo invita a quedarse, a contemplar, a cambiar de rol, de piel… Provisto en su justa medida con insignias del buen gusto como la exclusiva lámpara de viabizzuno y los clásicos sillones de Marco Zanuso, es un espacio privado, de recogimiento. Este carácter lo refuerzan distintas fuentes de luz indirecta y de baja intensidad que han podido ser regulados gracias a la precisa instalación de un dimmer de Hager.

La decoradora castellonense que lleva un par de años afincada en la capital se inspira en otras capitales como Londres y París que visita con frecuencia. Se califica a sí misma de creativa, inquieta y abierta y lo demuestra constantemente. Lo mismo decora un despacho como una habitación infantil. Pasa con facilidad del decorado rosa y provocador de su franquicia Miss Sushi del barrio de Salamanca, a la tonalidad delicada y sutil de los baños públicos bautizados tan acertadamente por ella “I am a dandy”.