La bienvenida a Casa Decor 2016 lleva la firma de Manuel Espejo, doble premio Casa Decor 2015 elegido tanto por el jurado como por sus compañeros decoradores. Amante del lujo discreto pero exquisito, ha optado por recrear la entrada de un hotel de cinco estrellas en tres espacios: la fachada de la Casa Palacio Atocha 34, la entrada-taquilla y la pared decorativa de Hager, un pasillo lateral que sale de la entrada principal.

 

Manuel Espejo en Casa Decor 2016 con Hager.

Las expectativas que caen sobre los hombros del joven diseñador no son pocas. Aún así parece que la presión no le pesa. De buen humor, a paso ligero, entra por el portal, saludando a todo el mundo como si llegara a su casa. Guarda los papeles que trae en una de las maletas que forman parte del decorado de la entrada-taquilla. Está a gusto y tiene motivos para estarlo. Sus pájaros blancos, elemento característico tanto de la fachada como de la entrada, al igual que sus ideas y su nombre, ya han alzado el vuelo. Vuelan alto y no tienen intención de detenerse.

 

Casa Decor 2016 Decoración, Interiorismo

 

“Cuando llegué por primera vez a esta Casa Palacio, este edificio clásico exuberante, sabía que mi entrada tenía que realzar la hermosura que aporta su estructura. Imaginarme que fuera un hotel de primera categoría fue una idea casi inmediata cuando conocí el espacio.”
Detalla el interiorista: “El antiguo paso de carruajes de este edificio señorial alberga ahora la recepción, el bar del hotel y un lobby. Lo que más me ha divertido es introducir elementos vanguardistas, como la imponente lámpara de techo de la firma Viabizzuno, en esta arquitectura decimonónica para crear un ambiente noble, acogedor con toques de modernidad.”

 

Casa Decor 2016 Decoración, Interiorismo

Su sonrisa envolvente, su buen gusto no sólo a la hora de decorar, sino también a la hora de vestirse y de hablar, su profesionalidad en el trato y delante de las cámaras le han convertido también en la cara más conocida de Casa Decor; junto con la periodista Patricia Gallo, presentadora del evento que dura cinco semanas, en el canal oficial de Casa Decor.
Su preferencia por un ambiente selecto también le ha guiado a la hora de crear el pasillo de Hager, la marca alemana de la que echa mano a menudo en su trabajo como interiorista. En esta ocasión, ha querido elevar un dispositivo tan útil como indispensable como el interruptor a la categoría de joya. “Ellos tienen un departamento en Alemania que permite personalizar cualquiera de sus productos de cualquier manera siempre y cuando sea técnicamente factible.”

“Para nuestra escalera de Hager, supuesto pasillo para llegar a las habitaciones de nuestro ficticio hotel de lujo, he querido convertir simples accesorios como interruptores y enchufes en auténticas estrellas de decoración. El aire de glamour lo aportan pequeños trozos de cristales rojos, dorados, negros y plateados que recubren los interruptores. Lucen un brillo especial, son de Swarovski.”

 

Exposición Hager en Casa Decor 2016

 

Los espejos, uno de los elementos favoritos de decoración del joven talento, cubren ambas paredes por completo. No sólo amplían el pasillo estrecho, sino que al mismo tiempo multiplican al visitante que sube los peldaños y a los interruptores ad infinitum. Una sinfonía silenciosa de luces y reflejos a modo de invitación a un universo donde reina la creatividad y se deleita la vista. Donde la estética viene al encuentro de la funcionalidad.