Está ubicada en Mallorca y fue construida siguiendo el estándar “Passivhaus”

El pasado mes de noviembre se celebró el World Architecture Festival 2016 donde se repartieron varios premios, entre ellos, el de mejor vivienda unifamiliar que fue a parar a manos de la “Casa MM” diseñada por el estudio de arquitectura Ohlab.  

La que está considerada como la mejor casa del mundo está ubicada en Mallorca, en Gènova. Sus propietarios son una pareja mallorquina que buscaba una casa que les ofreciera practicidad y sostenibilidad medioambiental.

Su construcción está diseñada para tener la mejor orientación y las mejores vistas. Así, las habitaciones miran al este, al jardín y al castillo de Bellver y sus bosques; la zona de estar y el comedor, al mar y al jardín; la cocina se orienta al sur y a la huerta; y, en el altillo sobre el salón, la terraza está idealmente situada con unas maravillosas vistas al mar y cuenta con un ventanal sobre el salón orientado al sur.

¿QUÉ LA CONVIERTE EN LA MEJOR CASA DEL MUNDO?

La vivienda se ha diseñado según los estándares Passivhaus para conseguir una máxima eficiencia energética. Este concepto es una tendencia de construcción de edificios energéticamente eficientes, con un elevado confort interior y económicamente asequibles. Los criterios clave de una casa pasiva (Passivhaus) son la compacidad, la orientación, la protección y la reflectividad solar.

OHLAB-CASA-MM-06-1

La Casa MM integra un sistema de aislamiento térmico exterior continuo en fachadas y cubiertas y carpintería exterior de madera maciza de abeto, vidrios dobles y de baja emisividad, con muy baja transmitancia térmica. Destaca, además, un sistema de renovación de aire con recuperación de calor integrado en los falsos techos de la vivienda, que permite la ventilación de la vivienda sin apenas perder nada de calor.

OHLAB_MMHOUSE_7Debido a la integración de sistemas pasivos, la demanda de calefacción es tan sólo de 13kWh. Desde Ohlab aseguran que durante el primer año de uso de la vivienda la temperatura interior en invierno ha oscilado entre 21ºC y 26ºC y no ha sido necesario ningún elemento de climatización.

La energía para calentar el agua caliente sanitaria se obtiene casi en su totalidad de la instalación solar térmica y la iluminación se lleva a cabo con sistemas LED de bajo consumo.

Las cuatro cubiertas inclinadas cuentan con un sistema de recogida de aguas pluviales: tres recuperan para riego, mientras que la cuarta cubierta es limpia y recupera para consumo humano. Para ello se han habilitado dos aljibes independientes, uno de 40 metros cúbicos y otro de 8, que aprovechan los huecos creados entre la vivienda y el terreno inclinado. Durante el primer año no se ha necesitado ningún aporte de agua externo.

MM_HOUSE_SECTION

El coste de la construcción ha sido muy bajo al igual que el coste de mantenimiento energético. El primer invierno la casa ha tenido cero consumo de calefacción (100% energía pasiva) y cero gasto de agua (100% agua de lluvia).

Una casa ejemplar en cuanto a valores medioambientales y de sostenibilidad, convertida en la mejor vivienda unifamiliar del mundo.