Como ya sabemos, la energía eléctrica se produce en centrales (térmicas, nucleares, hidráulicas,…) y desde allí se transporta hasta los edificios. La electricidad se conduce primero a través de líneas de alta tensión y luego de media tensión hasta pequeñas subestaciones transformadoras, donde la electricidad pasa a ser corriente de baja tensión.

En el exterior de los edificios hay una pequeña instalación de enlace que conecta la red de distribución pública con las viviendas. Permite que la electricidad que conducen los postes de baja tensión llegue a los hogares a través del cableado, pasando por los contadores que miden el consumo de energía eléctrica.

Repasamos el largo camino que recorre la electricidad desde las centrales hasta nuestros hogares para explicar el funcionamiento de las instalaciones eléctricas de las casas y los aspectos más importantes a tener en cuenta.

Y, una vez que la electricidad llega a nuestra casa, ¿Qué ocurre? ¿Cómo funciona nuestra instalación eléctrica?

vd_vr

El cuadro eléctrico es la pieza fundamental de toda instalación eléctrica. Sirve para controlar la potencia máxima de consumo en el hogar o negocio y, además,protege la instalación de sobrecargas y cortocircuitos.

El cuadro eléctrico está compuesto por:

  • El interruptor de Control de Potencia (ICP), que controla que no sobrepasemos la potencia contratada.
  • El interruptor general automático (IGA), que protege toda la instalación contra cortocircuitos o sobrecargas y evita que la potencia consumida exceda la máxima que admite su instalación.
  • El interruptor Diferencial (ID), que sirve para desconectar la instalación eléctrica cuando se produce un escape de corrientey protege a las personas.
  • Pequeños interruptores automáticos (PIA), que cortan o permiten el paso de la corriente por los diferentes circuitos que forman la instalación.

La instalación eléctrica está compuesta por varios circuitos que salen desde el cuadro eléctrico y, cada uno de ellos, está asociado a un PIA.

Diferenciamos básicamente dos tipos de circuitos:

  • Circuitos de alumbrado, que son los encargados de suministrar corriente a los puntos de luz.
  • Circuitos de toma de corriente, que suministran electricidad a los enchufes. Existen 3 tipos, en función de los aparatos que se van a conectar:
    • Circuitos para tomas de corriente ordinarias donde se conectarán diferentes aparatos de bajo y medio consumo.
    • Circuitos para tomas de corriente especiales con una potencia superior a 3kw, como por ejemplo hornos.
    • Circuitos para tomas de corrientes de electrodomésticos que utilizan agua, como por ejemplo lavadoras.

Así pues, los circuitos habituales en una vivienda son: circuito de alumbrado, que puede haber uno a varios; circuito para cocina y horno; circuito para calefacción, siempre que sea eléctrica; circuito exclusivo para lavadora y lavavajillas; otro circuito más para el resto de electrodomésticos de la cocina; y otro más para aparatos electrónicos en general.

Para acabar, destacamos algunos aspectos que conviene tener muy en cuenta a la hora de definir o modificar la instalación eléctrica de una vivienda:

DISEÑO:

Es conveniente realizar un plano de la vivienda y colocar los muebles en él, para poder colocar correctamente los puntos de luz y los enchufes que necesitaremos.

DORMITORIO:

Conviene poner dos interruptores conmutados, uno junto a la puerta de entrada y otro cerca de la mesita de enchufe, además de varios enchufes en función de los aparatos que vayamos a conectar (lámparas, televisor, cargadores,…).

SALÓN COMEDOR:

Es imprescindible instalar al menos un interruptor y cinco o seis enchufes en diferentes zonas para televisor, teléfono, equipo de música, etcétera.

COCINA:

Hay que colocar al menos un interruptor y enchufes para nevera, congelador, horno, cocina, lavavajillas, extractor,… además de otros enchufes sobre la encimera para pequeños electrodomésticos como cafetera, batidora o microondas.

BAÑO:

Por cuestiones de seguridad los puntos de luz y enchufes deben colocarse a más de 1,5metros de la bañera o ducha. Y, es recomendable, colocar como mínimo un interruptor y luego varios enchufes para poder conectar una estufa un secador y otros aparatos eléctricos.

 

Actualmente existe una amplia oferta de interruptores y enchufes de diseño, que se adaptan al estilo de todas las viviendas, oficinas y comercios aportando un toque de estilo. Desde propuestas más clásicas a series con un diseño moderno y vanguardista, con formas redondas o cuadradas y realizados, por ejemplo, con cristal, porcelana o acero inoxidable. Pequeños detalles que marcan la diferencia.


 
Y, por último, recuerda:

Todas las normas sobre instalaciones eléctricas en viviendas y baja tensión están especificadas en el REBT (Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión). Allí es donde deberemos recurrir siempre para consultar información técnica.